Mallorca - Islas Baleares

Islas Baleares, un viaje para recordar

Abiertas siempre al viajero y a la vez celosas de su identidad, las Islas Baleares son unas islas para vivir y para vivirlas en cualquier época del año. Bordeadas por las más hermosas calas y playas del Mediterráneo, estas islas que fueron pioneras en el despegue del turismo como fenómeno social, han alcanzado una espléndida madurez como destino vacacional que las sitúa como referente mundial de la industria turística. Las Islas Baleares del siglo XXI se sustentan en tres elementos básicos como foco de atracción del viajero: la belleza de su litoral y de su interior, su fácil accesibilidad a dos horas de media de las principales ciudades europeas, y la calidad de vida que ofrece a quienes las eligen.

Las Baleares son sinónimo de variedad en la oferta y experiencia en el servicio, porque la industria del ocio vacacional experimentada desde hace más de medio siglo en estas islas asegura una oferta para cada expectativa del visitante y una calidad media sin competencia en sus establecimientos. Sabemos que la mejor promoción de la isla es la que alimenta la satisfacción del cliente. “El mejor viaje -decía Marcel Proust- es el que se hace en el recuerdo”. Disfrutar y contarlo resulta ser un elemento esencial para el éxito de un destino turístico y posiblemente el mejor termómetro lo constituya después el deseo de volver a ese lugar. Estas islas tienen cerca de un 75% de turismo repetitivo, un porcentaje prácticamente único en un destino vacacional. Un visitante asiduo, que en muchos casos se convierte con el paso del tiempo en residente temporal o permanente en las islas. Y ese es un buen síntoma de éxito. El turismo se ha vuelto también más experto, más exigente, con más inquietudes y cuenta con nuevas herramientas como Internet y las línea low cost. Nuevos retos que debemos convertir en nuevas oportunidades. De modo que su destino tiene que saber dar respuesta a esas expectativas y Mallorca es sin duda una respuesta adecuada. Servicios europeos en materia sanitaria, infraestructuras adecuadas y en permanente mejora, clima, entorno natural protegido, golf, deportes náuticos, turismo de interior y una cultura ancestral. Todos los ingredientes para saborear el gusto por la vida en nuestras islas.

Artículos relacionados

Todas las ventajas y ofertas